El sábado 15 de octubre, a partir de las 19, viviremos un Jubileo en comunidad. Nos concentraremos en la Plaza 25 de Mayo, al frente de La Merced.

Aunque esté llegando a su fin ¡todavía estamos en el Año de la Misericordia! Por lo que tenemos la oportunidad de vivir un gesto común: la Peregrinación a la Puerta Santa de la Misericordia.

Celebremos juntos la Misericordia de Dios

Los miembros de la comunidad de la Cruz de los Milagros estamos invitados a sumarnos y celebrar junstos la Misericordia de Dios. Además tenemos varias intenciones importantes por las cuales rezar en comunidad. 

Nuestra caminata de fe

Al frente de la procesión llevaremos en andas una Cruz-réplica, para identificarnos, y para motivarnos a rezar por nuestra ciudad y toda la provincia. 

jubileo

También llevaremos una imagen de la Virgen de Itatí, para dirigirnos a quien es la Madre de Misericordia. Precisamente estaremos viviendo este Jubileo en la víspera del Día de la Madre: rezaremos por las madres difuntas (por su eterno descanso) y por las madres vivas (para que tengan las gracias necesarias en su maternidad).

Rosario por las Misiones y otras intenciones

Mientras caminemos desde La Merced hasta el portón del santuario de la Cruz de los Milagros rezaremos el Rosario, para contemplar --con los ojos y el corazón de la Virgen María-- el misterio de la Misericordia Divina. Como octubre es el Mes de las Misiones, ¡esa será nuestra primera intención: por los misioneros! Pero también rezaremos por los enfermos y sufrientes; por los frutos espirituales da la canonización del Cura Brochero; por quienes recibirán la confirmación y la primera comúnión; y por nuestra comunidad. 

Comunidad servidora y misericordiosa

Quienes integramos la comunidad de la Cruz de los Milagros tenemos el privilegio de servir a los heramanos peregrinos en este santuario. Los devotos de la Cruz de los Milagros esperan encontrarse con Servidores fraternos y misericordiosos. Durante nuestra caminata pediremos un corazón servicial, fraterno y misericordioso.