(10-ene-2017).- El viernes 30 de diciembre del año pasado celebramos la fiesta de la Sagrada Familia, la que, como años anteriores, fuera presidida por monseñor Andrés Stanovnik.

Invitamos a repasar la Homilía de monseñor Stanovnik en la que habla sobre la familia y también sobre la misión de los distintos grupos, llamando la atención sobre la expresión “comunión para la misión” ya que “La señal más clara de una comunión auténtica es precisamente que esté abierta a la misión”.

En un párrafo expresa que “Sin una mirada pura y un corazón humilde y prudente; sin la virtud de la paciencia y la fortaleza, es imposible establecer vínculos duraderos entre las personas”. Para esta enseñanza recurre a la Oración de la Virgen de Itatí, sobre todo en la parte que le pedimos que nos conceda “un corazón puro, humilde y prudente, paciencia en la vida y fortaleza en las tentaciones”.

Con las virtudes que pedimos a la Virgen de Itatí será posible la experiencia de construir comunidad, y la vivencia de la misión. Y para que nos animemos a vivir ese desafío monseñor Andrés nos recuerda que “Esta dinámica de “comunión para la misión” sucede al interior de Dios. Dios es amor, es unidad, es comunión, pero no cerrada sobre sí misma, sino abierta y fecunda en la misión”.

Como el Lema y Temario de 2017 de la Novena y Fiesta de la Cruz versarán sobre la familia, Dios mediante haremos uso de esta homilía para nuestra reflexión y oración.

Por último, antes de dejarte el enlace para que cada uno pueda leer la homilía completa, el arzobispo se refirió también a Dios en la familia, que Dios no molesta ni la empobrece; que al contrario, cuando la familia y las personas nos alejamos de Dios es cuando empieza la pobreza y miserias humanas. 

 Homilía completa: Sagrada Familia 2016