(18-ene-2017).- El Papa Francisco dirigió una Carta a los jóvenes por la que les invita a participar del Sínodo, precisamente, sobre los jóvenes.

Tema del Sínodo

El Papa comienza su Carta, del viernes 13 de enero, diciendo: “Tengo el agrado de anunciarles que en el mes de octubre del 2018 se celebrará el Sínodo de los Obispos sobre el tema Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

El Sínodo de los obispos será durante en el mes de octubre del año que viene, es decir, de 2018. Luego comunica el tema que tratará: Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Documento Preparatorio

Dice también el Papa Francisco: “He querido que ustedes ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón. Precisamente hoy se presenta el Documento Preparatorio, que les ofrezco como una “guía” para este camino”. Con esto Francisco nos invita a iniciar el camino hacia el Sínodo, de caminar este camino con la ayuda del Documento Preparatorio.

Cuestionarios a responder

El Documento llegará a la Conferencia Episcopal Argentina, y desde allí a las diócesis, y finalmente a todas las parroquias. “También la Iglesia desea ponerse a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe de cada uno; así como también de las dudas y las críticas. Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores”, exhorta el Papa cuando invita a todos los jóvenes a participar de las reflexiones y aportes respondiendo al cuestionario.

Consulta a través de una página en Internet

Además está prevista “una consulta de todos los jóvenes a través de un sitio web, con un cuestionario sobre sus expectativas y su vida.” Las respuestas a los dos cuestionarios constituirán la base para la redacción del Documento de trabajo o Instrumentum laboris, que será́ el punto de referencia para la discusión de los Padres sinodales.

Oración de toda la Iglesia

Pidamos desde ahora al Espíritu Santo que ilumine a toda la Iglesia en la preparación que iniciamos para el próximo Sínodo, que busca ayudar a los jóvenes en la respuesta que están invitados a dar desde la fe a Cristo el Señor.