Todos los años durante la novena vivimos la solidaridad compartiendo con hermanos que necesitan de nuestra ayuda.

Este año ayudaremos a hermanos de San Luis del Palmar que están sufriendo las consecuencias de precipitaciones abundantes.

Necesitan con urgencia: mantas y pañales; fideos, harina, grasa, yerba, y azúcar. De todos modos será bienvenido cualquier tipo de ropas y comestibles no perecederos.

Acercamos al templo y los depositamos en el canasto de Cáritas.

¡Dios ama al que da con alegría, dice la Palabra de Dios! Jesús, en estos hermanos, nos necesita.