(8-feb-2018) Mensaje del papa Francisco para la Cuaresma 2018 que iniciará el 14 de febrero, Miércoles de Ceniza.

Francisco se inspira en una frase de Jesús: Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría (Mt 24, 12); aprovechando también el versículo anterior: Aparecerá una multitud de falsos profetas, que engañarán a mucha gente.

Los falsos profetas engañan, favoreciendo el enfriamiento del amor en quienes los escuchan y siguen. Y eso es grave, ya que el amor (la caridad) “es el centro de todo el Evangelio”.

Falsos profetas son quienes ofrecen lo fácil, confundiendo placer con felicidad; quienes empujan al lucro, a intereses mezquinos, a la corrupción; sugiriendo una vida basada en el individualismo y el materialismo. ¿No es acaso la mentalidad que nos bombardea constantemente?

Dice el papa Francisco que el amor se enfría por el crecimiento de la maldad: por la avidez del dinero; por rechazar a Dios; por la pereza, el pesimismo, el aislamiento, las peleas entre hermanos; por la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente.

Y sigue diciendo que el remedio se encuentra en vivir durante la Cuaresma: la oración; la limosna; y el ayuno. Con esas prácticas, y con la lectura orante de la Biblia, podremos realizar un profundo discernimiento de nuestras actitudes a fin de evitar la superficialidad, y poder así entrar por el camino de un amor más ardiente, a semejanza del amor del corazón de Cristo.

El papa invita a participar el 9 y 10 de marzo de la iniciativa 24 horas para el Señor: en la que se celebra el Sacramento de la Reconciliación y se hace Adoración Eucarística. El lema de este año es: De ti procede el perdón (Salmo 130, 4).

Concluye Francisco deseando que nuestros corazones ardan, como los corazones de los discípulos de Emaús cuando recibieron, escucharon y alojaron a Jesús resucitado.

Aquí el mensaje completo