(27-feb-2019) La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios, frase que reflexiona el papa para la Cuaresma.

El papa redactó el mensaje en el día de San Francisco de Asís, inspirándose en su "Cantico del hermano sol". Y dice que los que son santificados por la fuerza salvadora de la Pascua dan como fruto un respetuoso acercamiento a la creación.

El papa Francisco desarrolla su mensaje con una introducción y tres puntos. En la Introducción nos comenta el porqué de la elección de la frase lema: La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios, frase de san Pablo a los romanos (Rm 8,19). Afirma que el misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso que incluye también a la historia y a toda la creación.

En el punto primero habla de "La redención de la creación", recordando que también la creación se beneficia de la salvación por medio del misterio pascual.

En el punto segundo se refiere al pecado como aquello que interrumpe la comunión con Dios, con los demás, con uno mismo, y con la creación. 

Y en el punto tercero trata sobre La fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón. Aquí nos habla del tipo de ayuno, oración y limosna que se espera en el camino de la conversión. 

"El camino hacia la Pascua nos llama precisamente a restaurar nuestro rostro y nuestro corazón de cristianos, mediante el arrepentimiento, la conversión y el perdón, para poder vivir toda la riqueza de la gracia del misterio pascual", dice el papa.

Nos hará mucho bien la lectura completa del mensaje: http://bit.ly/cuaresma-2019