(18-feb-2016) En este tiempo especial de la Cuaresma, y transitando ya el Año Jubilar de la Misericordia, la Arquidiócesis se prepara para vivir la Apertura del año pastoral y el Jubileo de los Movimientos.

La celebración se hará el domingo 21 de febrero, en Itatí. Ese día, además de compartir la alegría de ser hijos del mismo Padre, se compartirá la eucaristía que presidirá el Arzobispo, y se realizará una pequeña misión en el pueblo de la Virgen. Se realizarán además, gestos concretos con nuestros hermanos que han sufrido las consecuencias de las inundaciones, con los agentes públicos y de las fuerzas de seguridad, con los comerciantes que reciben con los brazos abiertos a tantos peregrinos, y con quienes están internados en el Hospital local.

La jornada se iniciará a las 9, frente a la Basílica, con la recepción de las delegaciones de los distintos grupos y movimientos, de los referentes de las distintas pastorales acompañados de sus asesores y de los diáconos de la Arquidiócesis. Allí, un equipo de animación junto a un ministerio de música, realizará reflexiones sobre la alegría que debe significar la vivencia de este Año Jubilar.

A las 10, en el Santuario de la Tierna Madre, monseñor Andrés Stanovnik presidirá la eucaristía, la que será concelebrada por el Vicario General, José Billordo, el rector de la Basílica, Omar Cadenini, y los sacerdotes que son asesores de las distintas pastorales.

El Arzobispo hará el envío de los agentes pastorales que luego de la Santa Misa realizarán una pequeña misión por diversas zonas del pueblo. Estarán visitando el Hospital, el Pequeño Cottolengo “Don Orione”, la Policía, la Prefectura, los comercios y hospedajes; también los centros de evacuados y a los vecinos del barrio Ibiraí.

La actividad del día estará centrada en ayudar a experimentar en la vida cotidiana las obras de la misericordia que el papa Francisco invita a realizar especialmente durante el Jubileo. Será una invitación a pensar cuáles de las obras se está dispuesto a practicar, con quiénes, en qué circunstancia. Se trata de aportar un granito de arena a mejorar la convivencia en la sociedad, posando la mirada especialmente en quienes más lo necesitan y se hallan más próximos.

Para acercar a los hermanos algunos elementos que ayuden a paliar las difíciles situaciones que está travesando, especialmente por las inundaciones, a quienes participen, o simplemente quieran hacerse presentes de alguna manera en este Jubileo de los Movimientos, se invita a donar diversos artículos: pañales, para adultos y niños, artículos de limpieza (lavandinas, desinfectantes), y alimentos no perecederos.

Fuente: página del obispado