La Misión con el Pesebre consiste en una visita que hermanos de la comunidad realizan a los hogares de ancianos, imposibilitados, o familias con dificultades.

Esta Misión se comparte en el Ciclo de Navidad, es decir, durante el tiempo de Adviento y Navidad, y hasta la fiesta de Reyes.

La Misión con el Pesebre tiene como objetivo ayudar a vivir en comunidad el misterio de Dios hecho hombre, que viene para salvarnos.

Los misioneros se acercan a los hogares con:

- un pequeño y portátil Pesebre

- una cartilla elaborada por la parroquia

- y un cuaderno en el que se registran las familias, direcciones y horarios de visita.

Durante la visita se comparte un tiempo, con momentos de oración, de escucha de la Palabra de Dios, repasando el mensaje que propone la parroquia. Todo lo cual puede durar entre 30 minutos y una hora como máximo.

Los misioneros son enviados por la comunidad parroquial; por tanto van en nombre de la Iglesia; y cuentan con la oración y apoyo de toda la comunidad. En lo posible van de a dos.

En cuanto a la visita se da preferencia a los ancianos, a los imposibilitados que no pueden salir de sus hogares, y a familias que pasan pesadas y gravísimas dificultades.

Todos los misioneros son voluntarios. Por tanto, ¡estás invitado/a a ser protagonista de esta tarea pastoral como misionero/a! ¡Podés consultar con los servidores! ¡Hagamos correr esta invitación!