Este Rosario se propone para el Ciclo de Navidad, pero sobre todo para la Novena de Navidad que va del 16 al 24 de diciembre.

Bajar para impresión

En Word

Para PDF

 

Rosario de Navidad

(Puede usarse como Novena, y también durante el Adviento)

Todos: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Guía 1: Pedimos al Padre Celestial, por medio de Cristo Jesús, el perdón de nuestros pecados. (Momento de silencio)

Todos: Pésame, Dios mío, y me arrepiento de todo corazón...

Guía 2: Dios Padre, quien envió a su propio Hijo al mundo para reconciliar a los hombres consigo, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

Todos: Amén.

Guía 1: Puestos ante el Pesebre meditaremos los Misterios de la Navidad: los sucesos que se vinculan al misterio de la encarnación del Hijo de Dios, y su nacimiento en Belén.

En el primer misterio contemplamos

EL ANUNCIO DEL NACIMIENTO DE JUAN EL BAUTISTA

Guía 1: Sucede que el Ángel Gabriel anuncia al Sacerdote Zacarías que su esposa Isabel tendría un hijo a pesar de su vejez. Y dice del niño: Hará que muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto.

Guía 2: Vamos a pedir al Señor la gracia de escuchar a Juan el Bautista quien nos llama a disponer nuestro corazón por medio de la conversión y de la reconciliación.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el segundo misterio contemplamos

EL ANUNCIO DEL NACIMIENTO DE JESÚS

Guía 1: Sucede que el Ángel Gabriel acerca a la Virgen María una invitación de parte de Dios: la de ser Madre del Salvador. Le dice: Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.

Guía 2: Pidamos la gracia de abrir nuestro corazón a la presencia y a la acción del Espíritu Santo.

Pidamos también crecer en la confianza en el poder de la gracia de Dios, porque no hay nada imposible para Dios.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el tercer misterio contemplamos

SAN JOSÉ, PADRE ADOPTIVO DEL SALVADOR

Guía 1: El suceso es: José, el esposo de María, era un hombre justo. No quería denunciarla públicamente, por eso resolvió abandonarla en secreto. Pero el Ángel del Señor le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”.

El profeta había dicho: “La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que traducido significa: ‘Dios con nosotros’”. “Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado: llevó a María a su casa”.

Guía 2: Pidamos a San José que nos consiga la gracia de hacer siempre lo correcto, la voluntad de Dios, aunque nos cueste o sea difícil.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el cuarto misterio contemplamos

LA VISITA DE MARÍA A ISABEL

Guía 1: San Lucas nos cuenta lo sucedido: “En aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: “¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!””.

Guía 2: Pidamos la gracia de vivir una solidaridad generosa y misericordiosa. La presencia del Señor, su vida y sus palabras, nos alientan a imitar a la Virgen María en su atención a los demás.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el quinto misterio contemplamos

EL NACIMIENTO DE JUAN EL BAUTISTA

Guía 1: El suceso que contemplamos es el siguiente: Cuando nace el Precursor, su padre Zacarías, que había quedado mudo desde el día del anuncio del nacimiento de su hijo, recobra el habla y dice: “Y tú, niño, serás llamado Profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor preparando sus caminos, para hacer conocer a su Pueblo la salvación mediante el perdón de los pecados”.

Guía 2: Pidamos la gracia de servir a toda forma de vida, especialmente a la vida espiritual, ya que el sol que nace de lo alto viene en nuestra ayuda.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el sexto misterio contemplamos

EL NACIMIENTO DE JESÚS

Guía 1: Nos encontramos ahora ante el suceso que recordamos en la Nochebuena. Dice San Lucas: “Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue”.

Guía 2: Pidamos la gracia de descubrir en el niño recostado en el pesebre al Verbo de Dios hecho hombre.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el séptimo misterio contemplamos

LA VISITA DE LOS PASTORES

Guía 1: El Ángel dice a los Pastores: “No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre”.

Guía 2: Pidamos la gracia de vivir en la humildad de espíritu y en la sencillez de corazón.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el octavo misterio contemplamos

LA CIRCUNCISIÓN Y LA IMPOSICIÓN DEL NOMBRE

Guía 1: María y José cumplen con las leyes cultuales de su tiempo: “Ocho días después, llegó el tiempo de circuncidar al niño y se el puso el nombre de Jesús, nombre que le había sido dado por el Ángel antes de su concepción”.

Guía 2: Pidamos la gracia de vivir y hacer la voluntad del Padre Celestial, a semejanza de María y José.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el noveno misterio contemplamos

LA PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO

Guía 1: “Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Simeón dice de Jesús: Luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel”.

Guía 2: Pidamos la gracia de dejarnos guiar por Cristo, el Buen Pastor de las ovejas ya que él es la luz del mundo, y quienes lo sigan no andarán en tinieblas.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.

En el décimo misterio contemplamos

LA VISITA DE LOS MAGOS

Guía 1: “Unos magos orientales se presentan en Jerusalén preguntando por el rey de los judíos que acaba de nacer. Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones, oro, incienso y mirra”.

Mientras tanto Herodes manda a matar a los menores de dos años, por lo que José lleva a María y el niño a Egipto, donde quedan hasta la muerte del rey.

Guía 2: Pidamos la gracia de que se cumpla en nosotros la palabra que dice: El niño Jesús iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él.

Guía 3: Padrenuestro. 5 Avemarías. Gloria al Padre.