(17-jun-2017) Con alegría y esperanza iniciamos la Pastoral Familiar en nuestra comunidad parroquial de la Santísima Cruz de los Milagros.

La Pastoral Familiar contribuye con la vivencia de la fe en el seno familiar, ayudando a la pareja en su amor mutuo, y apoyando en la educación de los hijos.

La Pastoral Familiar se conforma con matrimonios que generosamente aceptan el desafío de servir a las familias de la comunidad parroquial. El párroco los confirma como miembros y los acompaña en su misión.

Orienta la misión de la Pastoral Familiar un libro elaborado por la Comisión Episcopal de Laicos y Familia titulado “acompañar, cuidar e integrar a las familias”, cuyo subtítulo dice: HACIA UNA PASTORAL FAMILIAR A LA LUZ DE AMORIS LAETITIA.

Conveniente es que todos leamos Amoris Laetitia del Papa Francisco, y el material mencionado; porque como comunidad estamos invitados a apoyar la tarea de la Pastoral Familiar. La misión es de la comunidad, aunque un equipo –como la Pastoral Familiar– la anime coordinando los esfuerzos de todos.

Dice el Papa Francisco: Hoy, la pastoral familiar debe ser fundamentalmente misionera, en salida, en cercanía… (Amoris laetitia, 230). Esta Pastoral está llamada a servir a todas las familias, matrimonios y parejas; incluyendo a quienes, casados por Iglesia, ahora están en nueva unión, conformando nueva familia.

A la Sagrada Familia de Jesús, José y María, encomendamos la Pastoral Familiar de nuestra comunidad; a la que apoyaremos con nuestro talento y tiempo.