Compartimos aquí la Presentación que nuestro Pastor monseñor Stanovnik hace en el libro de la novena.

Presentación

Tanto el lema como Lema y Temario de 2017 de este año nos invitan a la lectura y reflexión de Amoris laetitia (la Alegría del amor), Exhortación apostólica postsinodal del Papa Francisco sobre el Amor en la familia. Nos dice el Papa: “...consideré adecuado redactar una Exhortación apostólica postsinodal que recoja los aportes de los dos recientes Sínodos sobre la familia, agregando otras consideraciones que puedan orientar la reflexión, el diálogo o la praxis pastoral y, a la vez, ofrezcan aliento, estímulo y ayuda a las familias en su entrega y en sus dificultades”. (Al n. 4)

A propósito hemos elegido el capítulo IV, El amor en el matrimonio; justamente como “estímulo y ayuda a las familias en su entrega y en sus dificultades”. En este capítulo Francisco reflexiona sobre el famoso y precioso “Himno de la caridad” de San Pablo, en el que el Apóstol describe algunas características del amor verdadero. “Pero la palabra «amor», una de las más utilizadas, aparece muchas veces desfigurada” (n. 89). “Por eso es valioso detenerse a precisar el sentido de las expresiones de este texto, para intentar una aplicación a la existencia concreta de cada familia” (n. 90).

Enriquecemos, por tanto, el Mes de Corrientes, con la reflexión y oración por las familias. Rezamos especialmente por aquellas que pasan dificultades, para que se dejen iluminar por la Buena Noticia sobre la Familia; y así, viviendo el designio de Dios sobre la familia, puedan sortear las distintas contrariedades. 

Dos acontecimientos más nos acompañan este año, para dar gracias al Señor: en primer lugar, por los 10 años de Aparecida; y en segundo lugar, por los 120 años de consagración de este templo de la Cruz de los Milagros.

Encomendamos al Señor nuestra Iglesia Arquidiocesana y toda la Provincia; y suplicamos abundantes frutos espirituales de la celebración de la fiesta de la Cruz de los Milagros.

Mons. Andrés Stanovnik
Arzobispo de Corrientes